Terapia Gestalt en Madrid
 Terapia Gestalt en Madrid                                            

El método gestáltico

La terapia individual se realiza generalmente una vez por semana, con una duración de 50 minutos.  Se trabaja con la experiencia de la persona, con lo que acontece en su vida en ese momento.  El número de sesiones y/o los periodos de trabajo los determina cada proceso.

 

A diferencia del método clínico, el método gestáltico consiste en trabajar con lo que hay, como se presenta y tal como se presenta, evitando, en la medida de lo posible, juicios o interpretaciones, y prescindiendo del análisis de causas así como de etiquetas diagnosticas o cualquier otro tipo de pre-juicios. El reparto de roles entre terapeuta y cliente tiene claras connotaciones complementarias, ninguno de los dos interlocutores es más o mejor, o mayor que el otro. El terapeuta toma más el lugar de acompañante que de guía. Es el cliente el que tiene que descubrir lo que necesita y aprender lo que le conviene, el terapeuta sabe mejor -como- pero no sabe -que- mejor que el cliente. (Terapia Gestalt: Una guía de trabajo. Francisco Sánchez).

 

La terapia Gestalt, apoya para ir desbloqueando y mostrando nuevas realidades, ideas y conexiones neuronales, nuevos caminos. Todos tendemos a estar bien y tenemos en nuestro interior recursos y fuerza para lograr lo que queremos. La terapeuta ayuda a limpiar canales de comunicación que impide la escucha entre familia, amigos, pareja, etc.  La terapeuta actúa de una forma humana y no como una autoridad inaccesible; es un aliado para fluir eficientemente en la vida cotidiana, llevando los pensamientos a la conciencia a través de las palabras y buscando la verdadera identidad, disolviendo ideas pre-concebidas y tener una auto-imagen propia, saludable.

 

La terapeuta  Gestalt acompaña cuando se presentan problemas en la pareja, en la familia, en el trabajo, crisis personales o afectivas. Estrés, duelo, perdidas afectivas, depresión, tristeza prolongada, sentimientos de soledad, violencia, agresividad, ansiedad, problemas de relación, de autoestima, insatisfacción, miedo, desesperación o cualquier otra situación que provoque angustia o sufrimiento, sensación de malestar de forma persistente con o sin causa evidente.


Llamar

E-mail

Cómo llegar